LIMITACIÓN DE LA CARGA LECTIVA

Avatar

Debido a la crisis sociosanitaria que vivimos actualmente, nos encontramos ante momentos excepcionales para toda la ciudadanía madrileña, siendo necesario hacer especial hincapié en la situación de la juventud. Son momentos complicados en los que nuestros pensamientos están focalizados en nuestros seres queridos y en la gravísima situación que estamos afrontando en la actualidad. Esto provoca que se haga más complejo seguir el ritmo de vida habitual, no siendo una excepción de esto la dificultad que afrontan las personas jóvenes para seguir al día en las tareas académicas derivadas de los estudios que muchas de estas se encuentran realizando, a día de hoy, por vía telemática.

Como es de conocimiento público, las tareas y contenidos educativos, conocidos como carga lectiva, están a la orden del día entre nuestra población joven estudiante, habiéndose visto incrementados durante la situación actual generada por el COVID-19, convirtiéndose, además, ante esta situación, en la herramienta y fuente de evaluación principal. En definitiva, nos encontramos ante un incremento en la carga lectiva que conlleva un peso evaluativo alto.

Por todo ello, atendiendo a los momentos complejos que vivimos actualmente, y teniendo presente a la población joven con mayores dificultades tanto académicas como familiares y sociales, menor acceso a recursos digitales, inestable o nula conexión a internet e indisponibilidad de apoyo académico dentro del hogar, no podemos obviar las consecuencias negativas que puede conllevar a corto, medio y largo plazo este aumento de la carga lectiva.

 Por ello, exigimos a las autoridades educativas y a la Comunidad de Madrid lo siguiente:

  • Adecuar el currículo escolar a la situación excepcional que estamos viviendo salvaguardando, en todo caso, la igualdad de oportunidades entre el colectivo estudiantil.
  • Limitar la carga lectiva al horario habitual del centro, quedando así ésta limitada al horario lectivo de lunes a viernes, festivos excluidos, y no sobrepasando las horas dedicadas antes de esta situación excepcional.
  • Rebajar las exigencias académicas con el objetivo de que las clases y tareas no se conviertan en un problema más en el que pensar actualmente.
  • Consolidar los contenidos básicos ya impartidos, en todas las áreas de educación y enfocar la acción educativa en la adquisición de los conocimientos correspondientes en cada uno de los niveles de enseñanza para paliar el aumento de la actual y futura brecha educativa.
  • Comprender y actuar ante situaciones específicas de estudiantes concretos/as y buscar flexibilidad para solucionar sus problemas, sin olvidarnos del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo (ACNEAE) asumiendo la existencia de la brecha digital actual en el país que afecta a todos los ámbitos educativos (primaria, secundaria, formación profesional, educación para adultos, universidades) en relación a la realización y envío de teledeberes, así como con los exámenes que se realicen de manera online. Para ello se ha de producir una mayor atención en los hogares o contextos socioeconómicamente más vulnerables y buscar una mayor flexibilidad para solventar sus problemas.
  • Poner en marcha ayudas, en los aspectos que cada familia necesite -flexibilidad en plazos de entrega de tareas, apoyo académico a estudiantes, soporte digital, etc.-, para todas las que así lo requieran por causas generadas por la actual crisis sociosanitaria.
  • Contar con el asesoramiento y coordinación de los Centros Educativos y Servicios Sociales de las diferentes zonas de la Comunidad de Madrid a la hora de poner en marcha la asignación y organización de dichas ayudas.
  • Mantener una coordinación fluida con el Consejo de la Juventud de la Comunidad de Madrid, actuando este como interlocutor entre la administración autonómica y la juventud madrileña, con la intención de poder realizar seguimiento de los avances que se hagan en aquellas ayudas destinadas a la juventud.
  • En 2011 la ONU declaró que el acceso a internet es un derecho humano. ¿Dónde queda este derecho cuando toda la sociedad está confinada en casa? Debemos asegurar que en general toda la sociedad, pero en particular la juventud tenga acceso a internet para poder seguir con sus estudios, trabajo y relacionales personales fuera del entorno familiar.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar