In AEO 10 Junio

 Asamblea General Ordinaria. 10 de junio de 2023. 

Justificación: 

La emergencia climática que hoy vivimos hace que cada año gane mayor relevancia el urbanismo y la ordenación del territorio en nuestros pueblos y ciudades, no solamente por su impacto en los ecosistemas y en la biodiversidad de nuestro medio natural, sino porque también tiene una influencia directa en la vida de las personas. 

Este 2023 estamos siendo testigos de las primeras expresiones del fenómeno meteorológico de El Niño, un ciclo climático que durará varios años y que hará que nuestro planeta tenga unas temperaturas medias muy superiores a las habituales. La Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha alertado que “sumado al cambio climático causado por las actividades humanas, elevará las temperaturas mundiales hasta límites desconocidos”, y “tendrá repercusiones de gran alcance para la salud, la seguridad alimentaria, la gestión del agua y el medioambiente” [1]. 

En este contexto, la Comunidad de Madrid ha sufrido en las últimas décadas un modelo de expansión urbana particularmente insostenible, que ha supuesto la destrucción de buena parte de nuestros ecosistemas y genera una enorme presión en nuestros espacios protegidos. El modelo urbano y territorial resultante de una estructura territorial socialmente polarizada en tres ejes, norte-sur, centro-periferia y urbano-rural, provoca consecuencias sociales negativas para la mayoría de la ciudadanía tales como la dependencia de combustibles fósiles cada vez más escasos y caros, la imposibilidad de conciliar la vida familiar y laboral, así como un incremento de la desigualdad. Calle Godella, 116. 28021 Madrid. hola@cjcm.es Tlf.: 91 040 43 50 

La centralidad del coche en las localidades grandes y pequeñas de la Comunidad de Madrid es uno de los principales motivos que impiden que tengamos ciudades y pueblos más limpios, descongestionados y ecológicos. Como señala la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona, el coche ocupa el 65% del espacio público en las ciudades españolas [2], ya sean estacionando vehículos privados o circulando. Un valioso espacio público que podría reducirse para mejorar el urbanismo de diversas maneras: implantar un correcto y seguro sistema de carriles bici segregados del resto del tráfico, ensanchar aceras y garantizar la accesibilidad para personas con diversidad funcional, crear ejes peatonales que fomenten el comercio de proximidad, crear calles escolares con tráfico restringido en las horas de entrada y salida, proyectar refugios climáticos con árboles y suelo orgánico que den sombra y frescor en los meses más calurosos de verano y plantado de árboles en las calles que hagan que se llegue al número recomendado de árboles por habitante en todos los núcleos urbanos de la Comunidad. 

La crisis climática no está afectando a todo el mundo por igual, sino que tiene mayor impacto en las capas poblacionales donde se reproducen desigualdades de clase, y representan situaciones difíciles para las personas que viven en viviendas antiguas y mal aisladas térmicamente, que no tienen recursos para abandonar la ciudad en los meses más calurosos de verano, que no tienen acceso a piscinas públicas ni privadas, o que tienen trabajos manuales o físicos en entornos calurosos. 

Resolución: 

Ante todo lo expuesto, el Consejo de la Juventud de la Comunidad de Madrid reclama a los organismos públicos competentes las siguientes medidas urgentes para paliar el impacto de la emergencia climática: Calle Godella, 116. 28021 Madrid. hola@cjcm.es Tlf.: 91 040 43 50 

– Aprobar una Ley Autonómica de Emergencia Climática que, dentro de las competencias autonómicas, establezca objetivos ambiciosos de reducción de contaminación y emprenda medidas de adaptación a las consecuencias del cambio climático. 

– Implementar un plan de para la rehabilitación y reacondicionamiento de instalaciones públicas y vivienda ya construida, para mejorar el aislamiento térmico y la eficiencia energética de centros de estudios, centros de trabajo y las viviendas antiguas. 

– Incluir en el Plan General de Ordenación Urbana unos criterios nítidamente ecologistas para que los centros urbanos se organicen adecuados a las ciudades de 15 minutos, y que incluyan refugios climáticos, calles escolares y espacios verdes por distritos. 

– Impulsar decididamente una red de vías verdes ciclistas por la Comunidad de Madrid que vertebren una red de caminos seguros segregados, y que planteen una alternativa real a los desplazamientos interurbanos en vehículos motorizados, así como una planificación en los intercambiadores para incluir el estacionamiento seguro de bicicletas. 

– Detener inmediatamente la tala indiscriminada de árboles y la pavimentación con zahorra en los parques con motivos de reacondicionamiento tras el temporal de Filomena [3] y el asfaltado en calles adoquinadas, que agravan el efecto de islas de calor. 

Bibliografía: 

[1] https://elpais.com/clima-y-medio-ambiente/2023-05-17/el-cambio-climatico-y-el-nino-elevaran-hasta-limites-desconocidos-la-temperatura-global-advierte-la-onu.html

[2] https://www.eldiario.es/alava/ocupado-espacio-ciudades-aparcar-circular_1_5718423.html 

[3] https://www.eldiario.es/madrid/somos/vecinos-madrid-pavimentacion-zahorra-parques_1_9887164.html 

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más Información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar